El televisor más caro del mundo

El televisor más caro del mercado se llama PrestigeHD Rose Suprem Edition

Nada más sepáis el precio os quedaréis boquiabiertos, y es que yo nunca había visto semejante precio para una televisión hoy en día. Este televisor fabricado por Stuart Hughes cuesta nada más y nada menos que 2,27 millones de dólares (1.73 millones de euros aprox).

Sí, habéis leído bien, y sobre todo no es ninguna broma. Pensareis que se trata de un televisor muy moderno y con las últimas novedades tecnológicas, que cuenta con pantalla 3D, de las mayores dimensiones posibles, manejo por voz y movimiento, y con la más alta calidad visual. Pero esto no es así. Es un televisor con las mismas características que la mayoría de los mejores que puedes encontrar fácilmente en una tienda de electrodomésticos.

Entonces, ¿por qué es el televisor más caro de todos?

Un televisor similar al resto salvo por su apariencia externa

La respuesta la encontramos en el material y el decorado de esta televisión, y es que se trata de un televisor que cuenta con una base y un marco de oro rosa de 18 quilates. Y además está adornada con 72 diamantes a su alrededor. Y por si fuera poco también hemos de deciros que su marco interior está recubierto con piel de cocodrilo cosido a mano.

¿Merece la pena? ¿Habrá quién lo compre? ¿No hay mejores cosas en las que gastarse el dinero? ¿Acaso no tiene la misma utilidad que cualquier otro? Son preguntas que se nos vienen a la cabeza cuando nos enteramos de cosas de este estilo pero al fin y al cabo habrá gente que pague por tener en su salón un televisor que les distinga del resto, aunque en sí mismo no sirva para otra cosa que ofrecer los distintos canales de la televisión.